fbpx
Receta de canelones con atún El Ronqueo

Canelones de Atún

  • Tiempo de preparación: 1h y 30 minutos
  • Personas: 4

¿Qué son los canelones?

Los canelones (del italiano cannelloni) son una pasta ancha de forma rectangular que se emplea a menudo en la cocina italiana para hacer platos con carne picada, pescado (como nuestras conservas de atún de Barbate), verdura, requesón y espinacas. Se suele enrollar formando un cilindro (de ahí proviene el nombre que en italiano significa «canalón»), y a veces aparece la denominación manicotti.

Pasta de canelones sin cocer

Pese a lo que mucha gente cree, los canelones se consumen mucho más en España que en Italia. El lugar donde mayor penetración tuvo gracias al intercambio cultural que hubo entre italianos y españoles, fué en Cataluña. Aunque es una comida bastante generalizada a nivel nacional.

En general en España, no solemos cocinar los canelones al dente, sino que se cuecen bien y después se gratinan un poco al horno para que quede crujiente el exterior. Tradicionalmente los canelones se bañan en salsa bechamel cubierta con queso rallado para gratinarlos al horno.

Receta de canelones con atún

La pasta es un plato que a nivel general suele gustar y pese a lo que se pueda pensar, no requiere de un gran trabajo de cocina. Aunque en el supermercado existen canelones precocinados que con un golpecito de horno quedan listos para comer, nosotros en este post, queremos enseñarte a hacerlos de la forma tradicional, de manera rápida y sencilla.

Ingredientes para nuestros canelones con bechamel y atún

  • 12 placas de canelón
  • 150 g de atún en conserva al natural
  • 3 huevos duros
  • tomate frito o salsa de tomate (5 ó 6 cucharadas)
  • queso rallado para gratinar
  • aceite de oliva
  • sal
  • Para la bechamel:
  • 250 ml de leche
  • 1 cucharada de harina
  • una nuez de mantequilla
  • sal
  • pimienta negra molida
  • nuez moscada

Preparación de la receta de canelones con atún

  1. Cuece la pasta para preparar los canelones de atún en agua y un poco de sal según las instrucciones que indica el fabricante en el envase. Una vez cocidos, extiende las láminas sobre un paño de cocina limpio, una al lado de otra sin que se toquen. Te dejo más abajo un vídeo de cómo cocer los canelones para que no se te rompan ni se peguen entre sí.
  2. Mezcla el atún, el huevo duro rallado y la salsa de tomate a gusto hasta conseguir una pasta. Añade un poco de sal.
  3. Coloca encima de cada placa de canelón una porción de pasta. Con la cantidad de relleno de esta receta (si la repartes, puedes rellenar 4 canelones de atún más). Enrolla cada canelón formando cilindros y déjalos encima de la bandeja donde los vas a gratinar.
  4. Prepara una bechamel en el microondas o de forma tradicional*.
  5. Vierte la bechamel encima de los canelones y cubre con el queso rallado. Gratina al horno hasta que el queso se dore. Una vez dorado el queso, ¡ya se pueden servir!

¿Qué es la bechamel?

La bechamel o besciamellabesamelbesamela o salsa blanca es una salsa, más bien espesa, cuyo origen se le atribuye a la cocina francesa e italiana.

Salsa bechamel para los canelones con atún gratinados

Se elabora añadiendo leche a un roux blanco (una harina sofrita en una grasa que, por regla general, es mantequilla o margarina). Esta salsa se ha popularizado por su uso en la elaboración de platos gratinados que contienen pasta o verduras, solas o con carne o pescado, tanto en las cocinas profesionales como amateur.

Hoy en día es tan popular que puede encontrarse envasada (generalmente en tetrabrick) y lista para ser empleada en la zona de refrigerados de tiendas de alimentación. La receta de esta salsa no se ha modificado sustancialmente a lo largo de los años, aunque el número de ingredientes que se le pueda incorporar para enriquecer su sabor haya ido en aumento. La salsa bechamel es una «salsa madre», base de muchas otras salsas.

¿Cómo preparar el bechamel?

INGREDIENTES

  • Mantequilla 40 g
  • Harina de trigo 40 g
  • Leche entera 500 ml
  • Sal al gusto
  • Nuez moscada molida un pellizquito

Preparación de la salsa bechamel

  1. Comenzamos poniendo una sartén al fuego y añadiendo 40 g de mantequilla. En cuanto se funde, agregamos la misma cantidad de harina y removemos formando un roux o una pasta. Si vamos a querer una bechamel más fina o más espesa, podemos alterar un poco esta proporción, aunque yo suelo mantenerla siempre, y con lo que juego es con la cantidad de leche y con el tiempo de cocción / evaporación.
  2. Una vez bien mezclada la harina y la mantequilla, vamos agregando la leche sin dejar de remover. Es el momento de cambiar la cuchara de palo por las varillas y así evitaremos que se nos formen grumos. (Clave: ir añadiendo la leche poco a poco, para que no haya cambios de temperatura)
  3. Puedes conseguir mejores resultados si tienes la leche muy caliente en un cazo y vas agregando cacito a cacito, sin añadir más leche hasta que la anterior haya sido absorbida por la masa. Y eso sí, siempre removiendo sin parar, haciendo movimientos circulares o dibujando ochos en la sartén, para que la salsa bechamel siempre esté en movimiento.
  4. Cuando hayas agregado toda la leche, es el momento de probar y añadir sal y el clásico toque de nuez moscada, tan característico de la bechamel. Si quieres una bechamel más espesa, dedica más tiempo y deja que el líquido se vaya evaporando poco a poco mientras la sartén se llena de burbujas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba